Riesgos ligados a las condiciones ergonómicas y psicosociales

VÁLIDO PARA CONVALIDAR FOL  |  LOE – LOGSE – FP
CERTIFICADO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES
Logos de las Normativas

Actualizado a 2022

Lección 7: resumen

Riesgos ligados a las condiciones ergonómicas y psicosociales

Tal y como se viene explicando hasta ahora, la prevención de riesgos laborales consiste en evitar todo tipo de riesgos que puedan suponer cualquier problema para la salud y el bienestar del trabajador.

Los riesgos ergonómicos son aquellas características o condiciones de trabajo que pueden afectar gravemente a la salud de las personas trabajadoras, propiciando la aparición de lesiones, enfermedades profesionales u otras patologías.

Los tipos de riesgos ergonómicos están asociados con la exposición a cada uno de los siguientes peligros:

  • Levantamiento manual de cargas.
  • Transporte manual de cargas.
  • Empuje o tracción manual de cargas.
  • Uso intensivo de las extremidades superiores.
  • Uso de ordenador.
  • Levantamiento o manipulación de personas.

La carga de trabajo puede ser de dos tipos: física o mental.

La carga física es el conjunto de requerimientos físicos a los que el trabajador se ve sometido. Esta carga se debe a: los esfuerzos físicos, la postura de trabajo y la manipulación de cargas.

La carga mental es la incapacidad o dificultad de respuesta que tiene el trabajador en un momento dado. Es un factor determinante de estrés psicosocial.

La fatiga es la disminución de la capacidad física y/o mental producida en el trabajador tras su jornada laboral.

La ergonomía es una ciencia interdisciplinaria que estudia las relaciones entre el hombre y su puesto de trabajo. Esta ciencia establece un conjunto de técnicas cuyo objetivo es adecuar el trabajo a la persona, evitando con esta técnica tanto accidentes como enfermedades profesionales.

La psicosociología es aquella disciplina que identifica, analiza, evalúa y trata de prevenir los riesgos derivados de la interacción del trabajador con los factores psicosociales del trabajo. Tanto el bienestar de la salud (física, psíquica o social) de los trabajadores, como el desarrollo del trabajo.

La carga de trabajo se puede definir como el conjunto de requerimientos psicofísicos a los que se ve sometida la persona a lo largo de su jornada laboral.

Lección 7: ampliada

Riesgos ligados a las condiciones ergonómicas y psicosociales

La carga física

El conjunto de requerimientos físicos a los que el trabajador se ve sometido. Esta carga se debe a: los esfuerzos físicos, la postura de trabajo y la manipulación de cargas.

Esfuerzos físicos:

  • Estático: los músculos se contraen y permanecen contraídos durante un periodo de tiempo.
  • Dinámico: se produce una sucesión de contracción y relajación de los músculos.

Cada vez que el trabajador realiza un esfuerzo físico considerable, pudiendo ser este de tipo estático o dinámico, se van a producir en él las siguientes alteraciones: aumento del ritmo respiratorio y cardiaco, así como un mayor consumo de energía.

La postura de trabajo:

Para realizar una tarea necesitamos adoptar una postura determinada. Si esta postura no es correcta, o si la postura no se puede variar durante la jornada laboral, el trabajador va a tener que realizar un esfuerzo extra al que viene impuesto únicamente por la tarea.

Las posturas de trabajo más frecuentes son las que se realizan en posición de pie o sentado o bien intercalando las dos.

  • Trabajo de pie: Implica sobrecarga de los músculos de las piernas, la espalda y los hombros.
  • Normalmente se realizan en posición de pie aquellos trabajos que supongan un desplazamiento entre distintos puntos y/o trabajos que impliquen una fuerza muscular muy grande.

    Es necesario que se encuentren dentro del área de trabajo tanto las herramientas como los elementos de accionamiento y control, para evitar así que el trabajador adopte posturas que le resulten incómodas y forzadas, ya que la posición de pie, durante una parte importante de la jornada, implica sobrecarga de los músculos del hombros, espalda y piernas.

    Para impedir la aparición de síntomas de cansancio mientras el trabajador realiza su tarea, tanto en posición de pie como sentado, deberán realizarse pausas, cambiando la posición del cuerpo.

    Las posturas de trabajo desfavorables contribuirán a que el trabajo se haga más pesado, desagradable y aburrido (a corto plazo) y van a producir consecuencias graves para la salud de los trabajadores (a largo plazo).

  • Trabajo sentado: La posición de trabajo sentado se considera que es la más cómoda y confortable, siempre y cuando posibilite que el tronco se mantenga derecho, erguido y lo más cercano posible al plano de trabajo.
  • Es recomendable alternar esta posición de sentado con otras posiciones que conlleven algún movimiento, ya que estar siempre sentado puede llegar a ser molesto, incluso aunque parezca la posición más cómoda.

Manipulación de cargas:

Se entenderá como carga cualquier objeto susceptible de ser manipulado o movilizado por un trabajador o varios trabajadores.

Se considera carga al objeto que pese más de 3 Kg.

En el caso de no disponer de equipos mecánicos, deberá emplearse una técnica de levantamiento de cargas adecuada a la forma y el peso de la misma.

No existe un peso máximo establecido por legislación, aunque se considera aceptable en el campo de la ergonomía un máx. de 25 Kg en condiciones ideales.

Menores de 16 años: máximo 15 kilos.

Embarazadas: no manipular cargas.

Factores que influyen para reducir el peso máximo recomendable:

  • Según la distancia carga-cuerpo.
  • Excesiva frecuencia.
  • La forma de la carga.
  • Las distancias a recorrer.
  • Las características individuales del trabajador.
Técnica de levantamiento:
  • Apoyar los pies firmemente.
  • Separar los pies 50 cm.
  • Doblar la cadera y rodillas.
  • Mantener la espalda recta.
  • Coger la carga lo más cerca posible del cuerpo.
  • Cabeza levantada.
  • Distribuir carga en manos y pies.

La carga mental

Es la incapacidad o dificultad de respuesta que tiene el trabajador en un momento dado.

Es un factor determinante de estrés psicosocial.

Los nuevos sistemas productivos y organizativos exigen al trabajador un menor esfuerzo físico y, por el contrario, un mayor desarrollo de sus capacidades de atención, control, memorización, etc.

Cuando las exigencias de las tareas están en desequilibrio con las capacidades del trabajador, se pueden producir situaciones de carga mental.

La carga mental viene determinada por:

  • La cantidad y tipo de información que debe de tratarse en el puesto de trabajo.
  • Las características del individuo (edad, formación, experiencia, estados de fatiga, etc.).
  • La complejidad de la respuesta. (tarea).
  • El tiempo en que se ha de responder.

La fatiga:

La fatiga es la disminución de la capacidad física y/o mental producida en el trabajador tras su jornada laboral.

Si esta fatiga no es eliminada mediante el descanso diario y semanal, puede derivar en patologías más graves tales como lesiones musculoesqueléticas, estrés, envejecimiento prematuro, etc., o aumentar la posibilidad de que ocurran accidentes de trabajo.

Manipulación de cargas excesivas, posturas forzadas o movimientos repetitivos, son factores de riesgo muy presentes en la mayoría de los sectores. Pero también hay que tener en cuenta aquellos riesgos que pueden afectar a la capacidad mental, que pueden derivar de una inadecuación de los conocimientos del trabajador a las tareas encomendadas, de exceso de atención en determinadas operaciones, de órdenes de trabajo contradictorias, etc.

Es distinto la fatiga física (muscular) y la fatiga mental (disminución ganas de trabajar, disminución de la satisfacción laboral y un aumento de la sensación de esfuerzo).

Fatiga mental - PRL

La insatisfacción laboral:

El bienestar mental y social de los trabajadores dependerá, en gran medida, del modo en que se organice la actividad en la empresa. Síntomas como la ansiedad, el estrés o la depresión pueden ser consecuencia de una inadecuada organización del trabajo.

Para que el trabajo sea satisfactorio debe tener sentido para la persona que lo ejecuta. Tiene que ser algo más que un mero esfuerzo y que ofrece una variedad.

Condiciones que influyen en la insatisfacción laboral:

  • La jornada de trabajo: duración, imposibilidad de compaginar trabajo y vida, de trabajo nocturnos.
  • Ritmos de trabajo: pueden ocasionar sobrecargas.
  • La falta de responsabilidad e iniciativas: monotonías, automatización.
  • Imposibilidad de comunicación: ambientes ruidosos, exigencias de concentración, imposibilidad de hacer pausas.
  • La no participación del trabajador: Tipo de mando y jerarquía.
  • Estabilidad del empleo.
  • El salario.
  • Falta de reconocimiento.

La prevención de la insatisfacción laboral se puede lograr mediante:

  • La participación.
  • La comunicación.
  • La rotación de los puestos de trabajo.
  • La ampliación de tareas.
  • El enriquecimiento de tareas.
  • Los grupos semiautónomos.
  • Horarios flexibles.

Más cursos


Más información

Normativa de Prevención de Riesgos Laborales
Gobierno de España: Prevención de Riesgos Laborales
Prevención de riesgos laborales en el BOE

SITIO WEB 100% SEGURO

Usamos encriptación SSL de 256 bit para garantizar la seguridad de nuestra web. Con nosotros estás seguro.