Riesgos ligados al medio ambiente de trabajo

VÁLIDO PARA CONVALIDAR FOL  |  LOE – LOGSE – FP
CERTIFICADO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES
Logos de las Normativas

Actualizado a 2022

Lección 6: resumen

Riesgos ligados al medio ambiente de trabajo

Además de los factores de riesgo que hemos visto anteriormente, relacionados con las condiciones de seguridad, también en el emplazamiento los trabajadores pueden encontrarse con otra serie de riesgos relacionados con el medio ambiente de trabajo.

La exposición a contaminantes químicos, al ruido, etc., pueden afectar en ciertos casos de manera mucho más extrema de lo que se puede pensar. Principalmente estos riesgos van a estar relacionados con las enfermedades profesionales.

Ruido: La exposición a los ruidos en el puesto de trabajo puede provocar daños auditivos irreversibles, accidentes laborales y contribuir a que surjan otros problemas de salud. El ruido es todo aquel sonido no deseado, y se considera un contaminante físico.

Los equipos de protección individual para la protección auditiva se pueden clasificar en orejeras y tapones.

Vibraciones: Se denomina vibración a la propagación de ondas elásticas produciendo deformaciones y tensiones sobre un medio continuo (o posición de equilibrio). La unidad de medida Hz.

Los riesgos ligados a vibraciones están relacionados con el uso de: herramientas portátiles, maquinaria de movimiento de tierras, herramientas manuales, máquinas y equipos.

Energía electromagnética: Consiste en la propagación de energía en forma de ondas electromagnéticas o partículas subatómicas a través del vacío o de un medio material. Las radiaciones pueden ser ionizantes y no ionizantes.

Agentes químicos: Los contaminantes químicos son materia inerte que está presente en el aire en forma de partículas, vapores, gases o nieblas. Pueden entrar en nuestro cuerpo por vía respiratoria, cutánea, digestiva o parenteral.

Agentes biológicos: Los agentes biológicos son microorganismos, con inclusión de los genéticamente modificados, cultivos celulares y endoparásitos humanos, susceptibles de originar cualquier tipo de infección, alergia o toxicidad.

Lección 6: ampliada

Riesgos ligados a agentes físicos

Tabla de riesgos ligados al medio ambiente de trabajo - PRL

Ruido:

El ruido se considera un contaminante físico.

El nivel de ruido se mide mediante el sonómetro; este instrumento proporciona por lectura directa los dB(A) existentes en el ambiente de trabajo. Este valor junto con el tiempo de exposición determina la dosis de ruido recibida por el trabajador, en cualquier lugar de trabajo está fijado en 87 dB y de pico de 140 dB. Por encima de este nivel se estará incumpliendo la ley.

El ruido es el sonido no deseado y que puede producir una pérdida de audición, así como otras patologías. La exposición a los ruidos en el puesto de trabajo puede provocar daños auditivos irreversibles, accidentes laborales y contribuir a que surjan otros problemas de salud.

El daño que produce el ruido en el organismo humano depende del nivel de ruido y el tiempo de exposición. Así como también del tono del ruido, ya que un ruido más agudo produce más daño que uno grave del mismo nivel.

El efecto más conocido de la exposición a ruido es la sordera ocupacional, la cual es permanente e irreversible, lo que quiere decir que no existe tratamiento.

El ruido también puede impedir la audición de alarmas, indicaciones o señales de peligro, dando origen a accidentes.

Gestión del ruido

Es necesario evaluar la exposición de los trabajadores al ruido, prestando especial atención a los siguientes elementos:

Los trabajadores y su exposición al ruido:

  • Nivel, tipo y duración de la exposición, incluida la exposición a ruidos de impulso o impacto; comprobar si el trabajador pertenece a un grupo especial de riesgo.
  • Cuando sea posible, los efectos sobre la salud y seguridad de los trabajadores debidos a las interacciones entre el ruido y las vibraciones, y el ruido y las sustancias ototóxicas (sustancias que pueden dañar el oído) relacionadas con el trabajo.
  • Riesgos para la salud y seguridad de los trabajadores provocados por no escuchar las señales de advertencia o alarmas.
  • El aumento del tiempo de exposición al ruido más allá de la jornada normal de trabajo bajo responsabilidad del empresario.
  • Información sobre las emisiones sonoras facilitada por los fabricantes del equipo de trabajo.
  • Existencia de otros equipos de trabajo diseñados especialmente para reducir las emisiones sonoras.
  • Información pertinente procedente de las autoridades de vigilancia sanitaria.

Eliminación del ruido

A ser posible, debe eliminarse la producción de ruido. Con tal fin se pueden cambiar los métodos de trabajo. Si la eliminación resulta imposible, es necesario controlar el ruido.

Control

La protección de los trabajadores contra el ruido se realiza en tres pasos y precisa el uso de medidas técnicas y organizativas:

  • Control del ruido en su fuente.
  • Medidas colectivas, entre ellas la organización del trabajo.
  • Equipos personales de protección auditiva.

Control del ruido en su fuente

Entre las medidas de control cabe incluir las siguientes:

  • Usar una máquina que emita un ruido menor.
  • Evitar los impactos de metal sobre metal.
  • Insonorizar para reducir el ruido o aislar las partes vibratorias.
  • Instalar silenciadores.
  • Realizar trabajos preventivos de mantenimiento ya que el nivel de ruido puede cambiar a medida que se desgastan las piezas.

Medidas colectivas de control

Además de los pasos antes descritos, se pueden adoptar medidas colectivas para reducir la exposición al ruido de todas aquellas personas que puedan estar expuestas a él. Entre las medidas colectivas se encuentran:

  • Aislar los procedimientos ruidosos y limitar el acceso a las zonas ruidosas.
  • Interrumpir la vía de difusión del ruido transmitido por el aire mediante el uso de recintos y barreras de aislamiento sonoro.
  • Utilizar materiales absorbentes para reducir la reflexión del sonido.
  • Controlar los ruidos y vibraciones transmitidos por el suelo mediante la instalación de planchas flotantes.
  • Organizar el trabajo de forma que se limite la presencia en zonas ruidosas.
  • Distribuir los trabajos ruidosos para que el menor número de trabajadores quede expuesto al ruido.
  • Aplicar esquemas de trabajo que controlen la exposición al ruido.

Revisión

Revisar a menudo la evaluación de riesgos y, en consecuencia, modificar las medidas de control adoptadas.

Vigilancia y seguimiento de la salud

Los trabajadores tienen derecho a una vigilancia adecuada de la salud. Cuando se lleva a cabo una vigilancia de la salud en forma de pruebas audiométricas preventivas, existen disposiciones sobre el mantenimiento de expedientes sanitarios individuales e información a los trabajadores.

Los conocimientos obtenidos a través del procedimiento de vigilancia deben utilizarse para revisar la evaluación de riesgos y las medidas de control.

Participación de los trabajadores

Los trabajadores principalmente son los conocedores de los diversos problemas de ruido, así como soluciones para éstos. Durante el procedimiento de evaluación y en las deliberaciones sobre la aplicación de medidas de control deben participar los trabajadores y sus representantes.

Los equipos de protección individual para la protección auditiva se pueden clasificar en:

  • Orejeras: Formados por dos auriculares que envuelven la oreja y que están unidos entre sí por una banda de cabeza.
  • Tapones: Son protectores auditivos que se introducen en el oído y pueden ser de diversos materiales tales como cera, silicona, etc.

Vibraciones:

Se denomina vibración a la propagación de ondas elásticas produciendo deformaciones y tensiones sobre un medio continuo (o posición de equilibrio). La unidad de medida Hz.

Se clasifican en:

  • Vibraciones del sistema mano-brazo (herramientas).
  • Vibraciones del cuerpo completo (superficies de contacto que vibran, asiento, etc.).

Los riesgos ligados a vibraciones están relacionadas con el uso de:

  • Herramientas portátiles.
  • Maquinaria de movimiento de tierras.
  • Herramientas manuales.
  • Máquinas y equipos.

Riesgos ligados a la energía electromagnética

Consiste en la propagación de energía en forma de ondas electromagnéticas o partículas subatómicas a través del vacío o de un medio material.

Las radiaciones pueden ser ionizantes y no ionizantes.

Una radiación es ionizante cuando al interaccionar con la materia, origina partículas con carga eléctrica (iones), y puede causar daños muy graves e irreversibles a la salud. Por ejemplo: Rayos X y gamma.

Las radiaciones no ionizantes son de diferente naturaleza:

  • Las radiaciones ultravioletas pueden producir afecciones en la piel y conjuntivitis.
  • La radiación infrarroja puede lesionar la retina o producir opacidad en el cristalino y daños en la piel.
  • Las microondas son peligrosas por los efectos sobre la salud, derivados de la gran capacidad de calentamiento que poseen.
  • Las radiaciones láser pueden alcanzar un gran poder destructor de los tejidos, al proyectar una gran cantidad de energía sobre una superficie muy pequeña.

Medidas preventivas

  • Aumentar la distancia entre el foco emisor y el individuo.
  • Apantallar con un material apropiado la radiación.
  • Blindaje del foco emisor en el momento de la fabricación.
  • Reducción del tiempo de exposición.
  • Señalizar las zonas de exposición.
  • Uso de protecciones individuales.
  • Realizar mediciones de los niveles de radiación.
  • Reconocimientos médicos específicos y periódicos al personal expuesto.

Riesgos ligados a agentes químicos

Contaminantes químicos:

En todos los sectores se usan diversos compuestos químicos que pueden tener consecuencias para la salud del trabajador, produciendo en poco tiempo efectos dañinos para la salud.

Dichos contaminantes son materia inerte que está presente en el aire en forma de partículas, vapores, gases, nieblas. Por ejemplo: cemento, cal, yeso, pinturas, barnices, disolventes, pegamentos, impermeabilizantes, limpiadores, lanas y fibras, siliconas, carburantes, gas, etc.

Vías de entrada de los contaminantes químicos:

  • Vía respiratoria: nariz, boca, pulmones, etc.
  • Vía cutánea o dérmica: a través de la piel.
  • Vía digestiva: el tóxico penetra por la boca (ejemplo: durante la comida, etc.).
  • Vía parenteral: a través de las heridas, llagas, etc.

Efectos de los contaminantes químicos:

  • Muy tóxicos: las sustancias y preparados que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea en muy pequeña cantidad, pueden provocar la muerte o efectos agudos o crónicos para la salud.
  • Tóxicos: las sustancias y preparados que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea en pequeñas cantidades, provocan la muerte o efectos agudos o crónicos para la salud.
  • Nocivos: las sustancias y preparados que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea, pueden provocar la muerte o efectos agudos o crónicos para la salud.
  • Corrosivos: las sustancias y preparados que, en contacto con tejidos vivos, pueden ejercer una acción destructiva de los mismos.
  • Irritantes: las sustancias y preparados no corrosivos que, por contacto breve, prolongado o repetido con la piel o las mucosas, pueden provocar una reacción inflamatoria.
  • Sensibilizantes: las sustancias y preparados que, por inhalación o penetración cutánea, pueden ocasionar una reacción de hipersensibilización, de forma que una exposición posterior a esa sustancia o preparado dé lugar a efectos nocivos característicos.
  • Carcinogénicos: las sustancias y preparados que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea, pueden producir cáncer o aumentar su frecuencia.
  • Mutagénicos: las sustancias y preparados que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea, pueden producir defectos genéticos hereditarios o aumentar su frecuencia.
  • Tóxicos para la reproducción: las sustancias o preparados que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea, pueden producir efectos nocivos no hereditarios en la descendencia, o aumentar la frecuencia de éstos, o afectar de forma negativa a la función o a la capacidad reproductora masculina o femenina.

Criterios de valoración ambientales:

La presencia de contaminantes en el trabajo exige:

  • El conocimiento de la existencia de dicho contaminante.
  • Las dosis máximas permitidas a las que un trabajador puede estar expuesto. Dicha exposición se considera teniendo en cuenta una jornada de 8 horas.
  • Medición de la concentración del contaminante químico ambiental.

Los valores TLV (Threshold Limit Value) son los que hacen referencia a la concentración de un contaminante en un ambiente de trabajo. Pueden ser TLV-ED (exposición diaria) o TLV-EC (exposición de corta duración).

Información del contaminante

La etiqueta del producto:

  • Nombre de la sustancia.
  • Dirección completa y teléfono del comercializador del producto.

Pictogramas indicadores de peligro (negro sobre fondo naranja):

  • “Frases R ó H” que indican el riesgo asociado a la sustancia.
  • “Frases S ó P” que indican las recomendaciones de seguridad con dichas sustancias.
  • Número CEE del inventario europeo de sustancias comercializadas existentes.
  • Teléfono del Instituto Nacional de Toxicología.

La ficha técnica de seguridad del producto (FDS):

La ficha de datos de seguridad, tanto para sustancias como para preparados, debe ser facilitada al destinatario en el momento de la primera entrega del producto peligroso, o incluso antes, para que pueda tomar las medidas necesarias encaminadas a prevenir posibles riesgos en su utilización.

En ella deben constar los datos necesarios para la protección de las personas y del medio ambiente. El fabricante, el importador o el distribuidor puede comunicar esta ficha sobre papel o en forma electrónica y debe hacer partícipe al destinatario de cualquier nueva información pertinente sobre el producto.

Los criterios básicos a tener en cuenta para la elaboración de estas fichas pueden resumirse en:

  • Proporcionar datos que permitan identificar el producto y al fabricante o suministrador, así como un número de teléfono donde efectuar consultas de emergencia.
  • Informar sobre los riesgos y peligros del producto.
  • Formar al usuario del producto sobre:
    • Comportamiento y características.
    • Correcta utilización (manipulación, almacenamiento, eliminación, etc.).
    • Controles de exposición.
    • Medios de protección (individual o colectiva) a utilizar en el caso de que el control no fuera del todo eficaz o en caso de emergencia.
    • Actuaciones a realizar en caso de accidente: extintores adecuados contra incendio, control y neutralización de derrames, etc.

Medidas correctoras

  • Sobre el foco contaminante: impidiendo que el contaminante llegue a la atmósfera. Por ejemplo, eliminando el compuesto químico perjudicial o asilándolo.
  • Sobre el medio de difusión: evitando su propagación. Por ejemplo, mediante extractores.
  • Sobre el individuo: mediante protecciones individuales tales como la protección respiratoria.

Información a incluir en una ficha de datos de seguridad:

  • Identificación de la sustancia o preparado y de la sociedad o empresa.
  • Composición/información sobre los componentes.
  • Identificación de los peligros.
  • Primeros auxilios.
  • Medidas de lucha contra incendios.
  • Medidas que deban tomarse en caso de vertido accidental.
  • Manipulación y almacenamiento.
  • Control de exposición/protección individual.
  • Propiedades físicas y químicas.
  • Estabilidad y reactividad.
  • Informaciones toxicológicas.
  • Informaciones ecológicas.
  • Consideraciones relativas a la eliminación.
  • Informaciones relativas al transporte.
  • Informaciones reglamentarias.
  • Otras informaciones.

Riesgos ligados a agentes biológicos

Los contaminantes biológicos los constituyen seres vivos que penetran en el organismo del hombre produciéndole enfermedades.

La legislación laboral define los agentes biológicos como microorganismos, con inclusión de los genéticamente modificados, cultivos celulares y endoparásitos humanos, susceptibles de originar cualquier tipo de infección, alergia o toxicidad.

Tipos de contaminantes biológicos:

  • Virus: pueden provocar rabia, gripes, hepatitis, etc.
  • Protozoos: pueden provocar toxoplasmosis, problemas intestinales (amebas), etc.
  • Hongos: pueden provocar afecciones de piel, afecciones del aparato respiratorio, etc.
  • Parásitos: pueden provocar afecciones intestinales (solitaria, lombrices), afecciones de piel y fiebres (garrapatas), etc.

Clasificación de los agentes biológicos:

A efectos de lo dispuesto en el Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo, los agentes biológicos se clasifican, en función del riesgo de infección, en cuatro grupos:

  1. Agente biológico del grupo 1: aquel que resulta poco probable que cause una enfermedad en el hombre.
  2. Agente biológico del grupo 2: aquel que puede causar una enfermedad en el hombre y puede suponer un peligro para los trabajadores, siendo poco probable que se propague a la colectividad y existiendo generalmente profilaxis o tratamiento eficaz.
  3. Agente biológico del grupo 3: aquel que puede causar una enfermedad grave en el hombre y presenta un serio peligro para los trabajadores, con riesgo de que se propague a la colectividad y existiendo generalmente una profilaxis o tratamiento eficaz.
  4. Agente biológico del grupo 4: aquel que causando una enfermedad grave en el hombre supone un serio peligro para los trabajadores, con muchas probabilidades de que se propague a la colectividad y sin que exista generalmente una profilaxis o un tratamiento eficaz.

Medidas preventivas

  • Llevar a cabo procedimientos de trabajo adecuados.
  • Desinfectar los materiales contaminados.
  • Prohibición de comer, beber o fumar en los lugares de trabajo.
  • Limpieza y desinfección de los lugares de trabajo.
  • Ventilación adecuada.
  • Utilización de equipos de protección individual (guantes, calzado, trajes de un solo uso, etc.).
  • Reducción del número de trabajadores expuestos.
  • Higiene personal.
  • Señalización del riesgo.

Más cursos


Más información

Normativa de Prevención de Riesgos Laborales
Gobierno de España: Prevención de Riesgos Laborales
Prevención de riesgos laborales en el BOE

SITIO WEB 100% SEGURO

Usamos encriptación SSL de 256 bit para garantizar la seguridad de nuestra web. Con nosotros estás seguro.